revisiones

Una clásica película de Fantasmas.Mama

Mama

Vaya ¡Que semana! Me siento como en los buenos tiempos. Mira que 4 funciones en menos de 6 días sólo cuando tenía trabajo de medio tiempo, sin novia y sin mucho que hacer o gastar. Lamentablemente, de todas las películas, una fue una broma de mal gusto, otra una decepción gigantesca y otra totalmente intranscendente (El ejecutor). Pero como bien dicen, la cuarta es la vencida y por fin, con “Mamá”, pude conciliarme de nuevo con mi adorado cine.

Es raro que tal satisfacción provenga de una “clásica” película de fantasmas, pues como todos sabemos, el género ha caído en un bache de conformidad y arquetipos poco emocionantes. Recuerdo obras un tanto destacadas como “Insidious, 2010” que evitaron la línea del fracaso, pero en realidad, son contados los casos que logran hacerlo. Tenía que ser producto de la visión de Guillermo del Toro que sigue en su papel de descubridor y soporte de nuevos talentos que buscan destacar en el terror/suspenso para que viéramos de nuevo algo decente.

“Mama” posee, como lo indico en el título de la revisión, las mismas características que encuadran a esta categoría: protagonistas desconocidos, una casona donde ocurren los hechos, escenas inverosímiles y algunos trucos típicos para asustar a las personas (como las sombras que pasan a contraluz). Sin embargo, tiene algo más, un ingrediente que la eleva un escalón arriba. Goza de cohesión.

El director Andrés Muschietti, creyó en el proyecto, en la historia y en su fantasma. Los hace suyos (valga la expresión). En ningún momento trata de descubrir el hilo negro del terror, al contrario, juega con los elementos y su cámara para darle al espectador lo que quiere: asustarse. Y precisamente, esa es la gran diferencia con otros productos menos agraciados, la de no buscar “innovaciones” estrambóticas que al final resultan mal y destrozan la película.

Hay que también hacer un apartado para Mama el fantasma, que a diferencia de muchos otros espectros o demonios, tiene una aparición constante y no se descubre solo al final para darnos el “gran susto”. Sus constantes manifestaciones y su cuidado diseño (aunque sea notorio el CGI) son, dentro la narración, los mayores culpables de que las damas presentes no dejaran de brincar en sus asientos. No creo que alcance el pódium de Samara (El Aro 2002), pero si es un espíritu que merece aplausos.

Al final, no sé si fue que la sala estuviese llena y se generara ese ambiente de aprensión entre los asistentes, pero la nueva producción de Del Toro es bastante disfrutable. Si no fuera por algunos errores – gigantescos – en el guion y por la poca credibilidad de ciertas escenas, la cinta sería fabulosa. Me da gusto encontrarme con alguien que respetó sus límites y que entregó, a los que nos gusta espantarnos, un filme con la combinación adecuada entre trama, actuaciones, música y suspenso para conseguirlo.

2.5 Lentes °°*

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s