columna, revisiones

El intermedio. Verano II.

after-earth

Tal vez me guardé las palabras que debí disparar para Rápido y Furioso 6  y las que iban dirigidas al tal Gatsby, pero determinadamente no podré callar los impresiones que me dejó la nueva realización de Nihgt Shyamalan, After Earth.

Así como lo oyen. Para los que no conocían este dato, el criticado director es el responsable de llevar la historia creada por Will Smith a la pantalla grande ¿Siguen las sorpresas? Lo entiendo, en la vida pensábamos que el señor Smith se podría dedicar a cualquier profesión excepto a la de ser escritor.

Sin embargo, los sustos no acaban aquí, pues si dudamos de las capacidades de Shyamalan como director y de Will para crear fantasías de ciencia ficción, entonces ciertamente la actuación de Jaden Smith debe despertar, por mera lógica, un centenar de cuestionamientos. ¿En serio ese chiquillo es actor? La verdad es que no. Si Jaden ha protagonizado un par de películas se debe a que es un “hijo de papi”, un consentido del medio que tiene todas las puertas abiertas con pedirlo pero que solo ha logrado destacar por sus malas actuaciones, convirtiéndolas en uno de los defectos más importantes dentro de las muchas fallas que contienen las película donde sale a cuadro, especialmente en la que ahora comentamos.

No obstante, con todo y la nefasta gesticulación del hijo del príncipe del rap, After Earth nos presentaba una premisa interesante. La vida en la tierra después de que el ser humano casi terminara con ella. Todos sabemos que nuestra raza no tiene grandes esperanzas. Es cuestión de algunos siglos – o décadas-  para que el planeta que intestamos por fin caiga en la cuenta de que fuimos un error y nos elimine para siempre de su superficie.

Lamentablemente para la causa, el film comete el error más grande que una película puede consumar: atentar contra su concepción. El mayor problema de After Earth no es ni la dirección de Shyamalan (que por cierto es muy característica de él), la creativa idea de Will o del indisoluble ceño fruncido de Jaden Smith, pues incluso, en momentos logran ser dignos. El verdadero error del filme es que toda la intriga, la mercadotecnia, la unión entre un padre estricto  y su hijo temeroso, se va al traste por lo débil del planteamiento. Déjenme explicarme.

Si promulgas, que el foco de la trama se basa en que “todo lo que existe en la tierra ha evolucionado para matar a al ser humano” entonces no puedes depender de un monstruo extraterrestre – originario del lugar de donde provienen Smith e hijo- como contrapeso de la historia. Es  inconcebible dentro del argumento, que siendo la tierra un lugar terrible al que por ningún motivo debes ir y que se convierte, en primera mano, en el obstáculo más grande que enfrentan nuestros protagonistas, sea la criatura alienígena el catalizador para que los personajes se desarrollen.

After Earth resulta casi decente y si tienen  tiempo libre, se las recomiendo para que comprueben que no todo en lo que interviene Shyamalan es una completa basura (aunque se queda cerca). Por momentos es agradable y misteriosa. La actuación de Will no satisface (no sé porque se empeña en interpretar papeles demasiado serios) y la de Jaden deja mucho que desear, pero al menos consiguen que te emociones algunos minutos. Eso sí, es bastante predecible sobre el final, sus efectos especiales non son de lo mejor, su guion es frágil y la premisa original se rompe, una producción ideal para tomar un intermedio  entre lo que hemos visto y lo que se nos viene en el verano ( Entiéndase ¡Monster University y Súperman!)

2 lentes °°

jaden_smith
Ceño Fruncido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s