revisiones, Uncategorized

La diversión hace al hombre. Kingsman.

kingsman

  • Reparto: Colin Firth, Samuel L. Jackson,  Taron Egerton, Michael Caine, Mark Strong
  • Público adecuado: especialmente los que amamos el cine tópico, es decir, de cómics, espías, etc. También los que disfrutan de la acción o la violencia cómica.

En ciertas ocasiones, llega una película que refreca los géneros cinematográficos clásicos y al parecer, esa se está volviendo la especialidad de Matthew Vaughn, que en su quinto largometraje se responsabiliza de este trepidante filme llamado Kingsman.

Podemos mencionar al menos otros dos ejemplos en donde el realizador brindó nuevos aires a las tramas en las que incursionó. Con Xmen First Class, rejuveneció a la franquicia casi perdida de los mutantes marvelianos. Con Kick Ass, le dio un vuelco diferente al subgénero de héroes y ahora con Kingsman, rescata mucho de los valores del espionaje, temática que se sostiene de las migajas que le deja de vez en cuando James Bond y algun otro modesto chispazo.

Desde los créditos iniciales, podemos darnos cuenta que vamos a presenciar una proyección, como mínimimo, atípica. Aunque debo admitir que los prmieros minutos son desconcertantes y que como espectador tardas en agarrar el hilo,  una vez que lo haces la adrenalina no para de fluir.

news_photo_55845_1406387510_630El gran aliciente para ver la cinta es la extraña combinación de un Colin Firth protagonizando secuencias de acción, Samuel L. Jackson como un maquiavlélico filántropo de gustos considerablemente ridículos, un significativo dejo de violencia muy al estilo Vaugh y una clara tendencia a no tomarse tan en serio el mundo del espionaje.

Sin embargo, Kingsman no funciona solo por lo auténtico de sus personajes y recalcitrante pegada, también lo hace por su narrativa bien llevada. En muchas películas, cuando se trata de entrenar a un nuevo recluta para conseguir un logro importante, no se le da el lapso adecuado para sentir que el mencionado entrenamiento surja el debido efecto. Por lo general se apresura para que el nuevo héroe pueda estar listo para la acción. En Kingsman esto no sucede. El entrenamiento de Eggsy (un correcto Taron Egerton), el nuevo miembro de esta organización de espías ultra secreta cuenta con el timing preciso para comprender que el otrora novato está listo para ser considerado miembro de la orden y por ende, tiene los elementos necesarios para salvar el día.

Otro importante acierto de la cinta es que al compás del entrenamiento de Eggsy, podemos disfrutar del desarrollo de los planes malévolos de Richmond Valentine. Es de remarcarse este factor ya que un buen villano que ponga el suficiente contrapenso a la balanza le brinda un gran impacto a la historia y hace que la odisea del héroe valga la pena. Esta premicia se cumple a la perfección, pues Valentine es un deleite cómico, poco apegado a los cánones convencionales de los antagonistas pero que no deja de ser un descarado multimillonario facista que quiere acabar con casi toda la raza humana (pero con una idea que no carece de razonamiento, debo amitir).

Finalmente, tenemos las escenas de acción, en la que se ve que el director ha ido perfeccionando su técnica desde Kick Ass. En éstas, se mezclan gratamente tomas en cámara lenta, música adecuadamente seleccionada y uno que otro churrasco visual que causan gozo en el espectador, no se los digo yo, sino la pareja junto a mi que no paraba de reir. El resultado a una ecuación simple, es la de una cinta cargada de entretenimiento, de ritmo y originalidad.

Si al final, concluimos que Kingsman acertó en elenco (incluso en los bien aprovechados papeles secundarios como el de Michael Caine o Mark Strong), en el soundtrack, en el montaje, en la musicalización, en las escenas de acción , en la originalidad del guión, en la elección del personaje principal, en su mentor, en las referencias cinematográficas del género (obviamente te estoy hablando a ti, James Bond) y sobre todo en el razonamiento del villano, entonces solo debemos admitir que estamos ante una de las producciones más divertidas del año y que por supuesto, no se debe pasar por alto, ni siquiera ante la posibilidad de perder los modales. Lo siento Harry

Lentes: 3.5 ººº*

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s