revisiones

Parecía imposible. Misión imposible: Nación secreta

mision-imposible-nacion-secreta-banner-criticsight-860x450

  • Resumen: La FMI y el agente Ethan Hunt por fin han encontrado un digno rival : El sindicato, organización determinada a cambiar el orden de las cosas
  • Actores: Tom Cruise, Simon Pegg, Jeremie Rener, Rebecca Ferguson, Sean Harris
  • Público: Hombres que gusten de ciencia ficción. Seguidores del espionaje y la intriga.

Este año no ha sido del todo bueno. El Barcelona ganó el triplete, nuestro presidente sigue hundiendo a al país y el cine hollywoodense no tuvo su mejor verano fílmico. Es cierto, tenemos salud y Mad max: furia en el camino, la cinta que más respeta la esencia de su nacimiento, pero lejos de ella, es preocupante lo poco que tenemos para celebrar.

Y es que, ya encarrilados en el tema de la esencia, la mayoría de los blockbusters del 2015 son una continuación de películas que se estrenaron hace años. Jurassic World, Rápidos y furiosos 7, Dragon Ball Z el regreso de Freezer, Terminator génesis, entre otras, tienen algo en común además de haber recaudado millones de dólares en taquilla: La falta de respeto hacia los cimientos donde se construyeron sus respectivas franquicias.

Todas las películas que enlisté han olvidado lo que hizo que la original fuera inolvidable. Jurassic World ya es más una abultada cinta de acción que un impactante thriller de ciencia ficción. Vin Diesel y Paul Walker dejaron de ser unos corredores que  se sentían libres una milla a la vez para ser una especie de grupo de superhéroes al volante. Terminator 5 es más genérica que el doctor Simi y Dragon ball z ha ensalzado tanto a su héroe que ya no es –tan- divertido.

Por eso cabe resaltar, que entre la desproporción desmedida, el cine espectáculo y el panorama sombrío, parecía imposible que una de las superproducciones de menor perfil en estos meses guardara algo entre sus reservas para hacernos recordar que todavía hay quien toma en cuenta las cualidades por las que, en un principio, se destacó. Ese alguien tiene nombre y es Thomas Cruise Mapother IV, mejor conocido como Ethan Hunt.

Misión imposible: nación secreta, está lejos de la calidad de la cinta dirigida por Brian de Palma, pues sale perdiendo en cuestión de trama, intriga y seriedad, además de que ya no cuenta con el factor asombro, sin embargo, es una digna secuela de la saga, que de manera silenciosa nos ha acompañado por más de 19 años. Sus principales cualidades son el aprovechamiento de la simbiosis Hunt-Cruise, pues como nos pasa con Rocky y Stallone, o Wolverine y Hugh Jackaman, tampoco podemos concebir al agente de esta ficción lejos de la figura del actor estadounidense, cuestión que se aprovecha muy bien para beneficio de la integración del resultado.

cruiseavion
Cruise realizando sin dobles de acción la maniobra del avión

En Nación Secreta no solo percibimos un sentido de continuidad gracias a lo que comentamos líneas arriba  y a que además de la estrella principal, varios de los protagonistas han participado en cintas anteriores; también disfrutamos de lo que siempre nos gustó de Misión Imposible: gadgets, acción, giros de tuerca, mujeres sexys, las máscaras de latex que nos confunden tanto como a los personajes y a un Tom Cruise en forma que sigue demostrando un compromiso audaz con su carrera, participando en la mayoría de las secuencias de riesgo que se filmaron durante el largometraje (¡en una escena fue capaz de aguantar más de 4 minutos bajo el agua!, los reto a que aguanten más de 40 segundos).

Si algo le podemos agradecer a esta quinta entrega, además de que respeta la idea de su concepción (una serie televisiva homónima de los años 90) es que evoluciona, poco, pero lo hace. Al parecer (y lo digo así porque es una mera especulación) la trama nos tiene preparadas varias sorpresas en el futuro, pues más allá de sentir que esta cinta fue solo un pretexto para ganar dinero, se plantea como un nuevo impulso para seguir gozando de la FMI, de nuevos aliados y un villano, que en mi opinión, causará más de un dolor de cabeza.

Si hace una década pensábamos que el cine occidental estaba en decadencia creativa, ahora estamos peor, pues de 20 de los estrenos rimbombantes que llevamos desde abril, la mitad son una secuela o un remake. Menos mal, que bajo ese marco, aún tenemos cintas como la mencionada Mad Max o en menor medida las secuelas de Misión Imposible, franquicias que en lugar de estancarse siguen creciendo junto con sus personajes e intérpretes.

He leído en algún sitio web  hace algunos días, que ya están confirmadas otras dos entregas de Misión Imposible. Si esta serie sigue como hasta ahora, entonces podemos estar tranquilos, tal vez no sea motivo para celebrar pero si para despreocuparnos un poco, pues el agente experto Ethan Hunt no se cansa y a sus 55 primaveras todavía tiene algún truco para  dejarnos salir de la sala con un buen sabor de boca.

Lentes 3 °°°

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s