revisiones

¡Eso! Review de It

it4

  • De qué trata: El club de los perdedores no está dispuesto a que las cosas extrañas que suceden en Darry sean pasadas por alto y llegarán al fondo del asunto para evitarlo.

Dicen que la buena comedia está muriendo, ¡ja! ese es un buen chiste, si supieran, el que de verdad está agonizando víctima de la ambición sedienta de sangre taquillera y de la inhóspita cabeza de escritores o directores carente de imaginación, es el horror. Muchos me apuntarán que esto no es cierto, que ahí está el Conjuro (2013), La noche de la expiación (2013) o la franquicia de Actividad Paranormal. Por favor, seamos serios, todos sabemos que aunque tengan tintes de terror se acomodan más otro tipo de películas, más cercanas al thriller o al somero Jump scare (que es más una técnica que un género, pero ustedes entienden).

¡No!  Estoy hablando del viejo y tradicional terror, ese donde hay un horrible monstruo que nada tiene que ver con espíritus atormentados o exorcismos baratos y, donde sobre todo, hay un protagonista humano que se explora más a fondo. Esta característica hacía grande al terror en los 30s, 70s y 80s, pues nos preocupábamos por la persona que enfrentaba a la criatura, sentíamos su desesperación y no necesitábamos de  mucho ruido o cruces volteadas para sentir escalofríos.  En esa pequeña frontera, entre solo poner a alguien prescindible para ser masacrado y darle matices a los personajes para descubrir sus fortalezas, debilidades y como se relacionan con el engendro, es donde reside el encanto de la nueva versión de It.  

Lo acepto, que la película tenga encanto no significa que todo sea bueno. Pero vayamos por partes. De lo positivo hay que remarcar varias cualidades. Empecemos con el increíble guion, que logra combinar muy bien la tensión provocada por Pennywise con el carisma natural de un grupo de niños y, que además, tiene éxito en introducir poco a poco al espectador en el mundo del club de los perdedores, que debo decir, son geniales. Se nota la química que hay en el grupo, consecuencia principal de los diálogos del libreto y de las estupendas actuaciones del elenco, que imprimen energía y la clásica fuerza amistosa de una pandilla juvenil integrada por personajes entrañables, bien construidos y que resultan auténticos a pesar de no ser la primera vez que estamos en contacto con ellos (el mismo grupo de la versión de 1990).

De lo que me gustó falta mencionar la dirección de Andy Muschietti, que entiende de manera adecuada el producto que tiene en las manos y, que para mi sorpresa, lo adapta bien al año en el que lo exhibe, pues sin duda no es lo mismo contar una historia de terror de Stephen King en los 90 que en la segunda década del siglo XXI. No obstante, a pesar de este aceptable tratamiento, del respeto a la obra del escritor (que es muy compleja), los numerosos aciertos que enumeramos y de los que faltaron nombrar, la versión de Muschietti cojea de manera notable de uno de los elementos que mororizan la trama: la credibilidad del payaso.

it2No estoy seguro si sea a propósito (no lo creo) pero el uso de efectos especiales es bastante evidente, a niveles groseros. Si algo nos marcó del Eso de 1990 es que parecía que en cualquier momento, a cualquier hora del día, nos podíamos topar con un payaso como el de Tim Curry, que de por si, sin maquillaje, ya da miedo. En la entrega actual Pennywise es más resultado de una mala animación que del histrionismo de Bill Skarsgard, lo que aleja mucho el sentimiento de angustia que suele causarnos este personaje. Nunca le he temido a los payasos, pero pensar que uno se pueda parecer al Eso del 90 si me pone nervioso, a diferencia del Eso del 2017, que siento que lo puedo borrar de mi computadora con solo un botón. Si la intención era parecer chistoso creo que no resultó bien ejecutada y si la intención era solo hacer “más espeluznante” al monstruo con efectos digitales, entonces no se consiguió en lo absoluto.

Considero que hay pocos aspectos negativos dignos de traerse a colación, aunque el que se acaba de escribir en el párrafo anterior es vital para muchos, pues a diferencia de su servidor, creo que la mayoría de las personas suele ir al cine a ver este género para asustarse (mención honorífica para la señora que en medio de la sala le preguntó a todo pulmón a su pareja si se había espantado). Si ustedes observan alguna otra falla, sean libres de mencionarla pero tengan la certeza que se las debatiré, porque en lo que a mi respecta esta versión cumplió con lo prometido y no me queda nada más que cerrar el puño y decir con firmeza ¡Eso! (thats it! En inglés, para verme más fresa)

3 lentes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s