revisiones

Avengers Infinity War. Reportaje especial.

AvengersTony-Stark-Cradling-His-Hand-In-Avengers-Infinity-War

Había una idea, Kevin Feige lo sabe, llamada Marvel Cinematic Universe. La idea era reunir a un grupo de protagonistas de películas excepcionales y ver si podían convertirse en algo más; ver si podían trabajar juntos, cuando los necesitáramos… para disfrutar en el cine las batallas que antes del 2008 nunca pudimos disfrutar.

Lo que Kevin Feige no sabía era la reacción que iba a tener la audiencia cuando su idea se viera concretada. Rostros tristes, caras largas. Cejas entornadas y bocas abiertas. Asombro, vacío, como polvo en el viento. Todos los que estamos leyendo esto reaccionamos igual o, al menos, lo pudimos notar en los asistentes que en silencio sepulcral abandonaron la sala, conscientes de que lo recién visto será algo difícil de superar en muchos sentidos.

¿Por qué Infinity War tiene tanto éxito? ¿Cuál es su secreto?

En el presente texto, después de ver la película un par de veces y con la cabeza más fría, analizaremos algunas de las causas del porque la última entrega del universo cinematográfico de Marvel genera tanto impacto.

Empecemos con la marca de la casa, esa gran característica que, desde antes de ver la película, apostábamos a que iba a funcionar. Nos referimos al ensamble. Evidentemente no es el primero en su tipo (ese honor se le debe exclusivamente a Avengers 2012) pero definitivamente si el más ambicioso. Arriba de los 30 personajes que se han acumulado a lo largo de 10 años y 18 películas, más otros que apenas se añaden, iban a compartir minutos en el metraje. Los Russo replicaron con éxito lo que ya habían logrado hace dos años en Capitán América Civil War: que todos tuvieran razón de ser. Desde Thor hasta Mantis, desde Bruce hasta Wong. Cada uno de los héroes y villanos de la película tiene, aunque sea, una mínima participación significativa y lo mejor es que, conservan la tonalidad de su origen (los guardianes no dejan su esencia, Thor sigue en la sintonía de Ragnarok, Steve en la de Civil War, etc). En un proyecto de esta envergadura, este hecho es una gran cualidad.

El segundo gran atributo que tiene Infinity Wars es su montaje. Ok, sabemos que tenemos muchos personajes y que se va a llevar a cabo una batalla descomunal en muchos rincones del espacio. El gran desafío aquí era mostrar lo justo de cada escena y, salvo algunos diálogos un tanto incipientes y algunos momentos de necesaria tranquilidad, todos los minutos de la película son aprovechados para que pase algo importante. El trabajo en este rubro es más que loable. Los Russo sabían que no requerían explicar casi nada de los personajes que veríamos, pues de dar volumen ya se habían encargado las 18 precuelas. Todo lo que necesitábamos conocer de casi todos los personajes ya se había contado antes, así que lo único que quedaba era, precisamente, cumplir con el propósito que engendró este filme, que es, un enfrentamiento de proporciones bíblicas. Las transiciones después de cada secuencia nos van conduciendo, con intensidad, acción y angustia, hacia el climax. No tendremos oportunidad de respirar y analizar los detalles que contiene la trama, un punto muy importante si tenemos en cuenta que lo único que muestra Infinity war es la punta del iceberg, el final de una larga cadena de acciones que debe realizar el personaje más importante de la cinta para cumplir su objetivo.

avengeriwmaxresdefaultY ya qué hablamos del personaje más importante ¿Qué tal?, ¿cómo les quedó el ojo con Thanos? Francamente quedé sorprendido, porque fácilmente podríamos atrevernos a indicar que no solo es el mejor villano de todo el MCU, también es uno de los más grande que nos ha dado el cine espectáculo. Muchos comentarios me parecen acertados cuando mencionan que por fin tenemos en esta generación un “Imperio contraataca” ¿Hace cuanto un antagonista no era tan imponente, profundo, carismático, poderoso y redondo? Thanos es sin duda la gran estrella de Infinity War, toda la trama gira en torno a él y de su cometido, que no se reduce a un simple “voy a ser el más poderoso” o “soy malo porque puedo”, sino que se explora con más profundidad, con más cuidado. Todos sabemos que siempre que hablamos de una historia que cuenta la eterna lucha del bien contra el mal de la manera clásica, la elección y ejecución del villano (o mejor dicho, el antagonista) resulta fundamental, pues es el que va a evitar que los planes del protagonista se concreten, es ahí donde nace el conflicto de la narrativa y en este caso, hay que apuntar que Thanos se lleva las palmas por ser una figura la cual no solo justifica, sino que engrandece la unión de todos los héroes. Además, a pesar de estar bajo una montaña de CGI, el trabajo de Josh Brolin es muy completo, un aplauso para él y para los genios a los que se les ocurrió regalarnos a este gigantesco y bien construido adversario

Avengers-Infinity-war-trailer-Thor-tragedy-886492

Finalmente, para ir concluyendo este reportaje especial sobre la cinta que ya destrozó récords de taquilla y de asistencia ( y que puede llegar a superar a Titanic y chance a Avatar) es imperativo afirmar que en la faena de ser épica, Avengers Infinity War triunfó con creces, algo sumamente difícil de lograr  si consideramos que el tiempo invertido en ver las películas anteriores, la cantidad de bagaje cultural que había detrás, las dudas, los rumores, los tropiezos y aciertos, lanzaban a las nubes las expectativas del espectador y, cumplirlas o, incluso, superarlas, es solo el resultado de un trabajo impecable en cuestiones muy puntales de la película. Escenas de acción, diálogos, chistes, acontecimientos, gritos de guerra, disparos, patadas, referencias a los comics, musicalización, momentos donde aparece “X” personajes haciendo algo increíblemente vistoso o salvando a un amigo o matando a otro. TODO; Avengers Infinity War ha logrado dar con todo de una manera nunca antes vista en una cinta de superhéroes (tal vez, solo la misma Avengers del 2012) y que, de hecho, no veíamos desde hace décadas en un blockbuster. Germinar en el público aquellas sensaciones de felicidad, vacío, desconcierto, nostalgia, sorpresa. Hacer que la novia maldiga por la suerte de su héroe, que el niño llore, que el joven se quede abrumado, que el amigo te abrace o ni si quiera se mueva. Si nos referimos a aquella cinta que supo aprovechar lo que su franquicia ha construido en tanto tiempo, debemos hablar forzosamente de Infinity War, el estreno hollydoodense definitivo de esta década.

Llegamos al último párrafo. Supongo que, al momento de subir esta nota en el blog ustedes ya la han de haber visto. Perdonen si las líneas son demasiado entusiastas, pero en mi defensa argumentaré que las opiniones y sentimientos que plasmo aquí son auténticos y que, al contrario de lo que pensaba, aumentaron después de verla por segunda vez. Así como lo expresé el viernes después del preestreno, espero de corazón que la hayan gozado tanto como yo, porque para que aparezca un nuevo Kevin Feige que sepa forjar un espectáculo que cumpla como el MCU en tantos aspectos como la mercadotecnia, el secretismo, la elección de directores, el casting, la acción, vuelva a tejer una telaraña tan compleja que culmine en un desenlace como este y junte a un equipo tan extraordinario, se necesitarían al menos 4 gemas del infinito. Bien, estoy exagerando, tal vez solo tres.

4.5 Lentes

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s