revisiones

Renovarse o morir. Aquaman y Bumblebee

Hoy hablaremos brevemente de dos franquicias que estaban por dar el último suspiro. Cada una atada a sus propios pecados, los que por poco, las extinguían del mapa temporalmente (sabemos que en Hollywood, nada muere para siempre)

Aquaman

imagesComencemos con el universo extendido de DC. Irónicamente, la supervivencia cinematográfica de los héroes más poderosos de la tierra, entre los que se incluyen Batman y Superman, dependían del siempre menospreciado hombre pez. Durante el trayecto de esta franquicia se han cometido una infinidad de errorres. Apurados por su competencia contra Márvel, Warner quiso explotar sus héroes más famosos sin ningún antecedente; a la carrera. Esto, aunado a espantosas campañas publicitarias, cortes abruptos en las versiones exhibidas y una terquedad por imprimir un tratamiento serio y “oscuro” a las cintas, provocó que se perdiera rápidamente el interés en este vapuleado universo y, para muestra ahí está la escasa taquilla que recaudó Justice League, la que sin duda, debería haber barrido todos los récords ya que la incluía la reunión de los personajes más populares entre los súper héroes.

Sabedores de que ésta era su última oportunidad antes de que todo lo construido se fuera a la basura para dar espacio a un reboot, Warner, de la mano de James Wan, dio un giro de 180 grados a su estrategia. Con Aquaman dijeron adiós al tedioso tratamiento oscuro y a la solemnidad marca de la casa y le dieron la bienvenida a la música, el color, el gamberrismo, los chistes y, por fin, al entretenimiento.

images (4)La cinta de Wan aprovecha todos los recursos y la independencia que te brinda un personaje de bajo pérfil como Aquaman para hacer brillar a su héroe. Con el portento del impresionante Jason Momoa, el erotismo de Ambeard Heard (Mera) y la fluorescencia del océano, el director nos regala por fin un producto atiborrado de un placentero caos. Es cierto que estamos lejos, en cuestión de calidad a lo que hizo Jenkins con Wonder Woman o a lo que ha logrado Disney con Avengers o Guardianes de la Galaxia pero, definitivamente podemos decir que las aventuras del rey del mar han sido hasta ahora, las más divertidas del DCU. Aquaman se sienta en la mesa de Venom o Thor Ragnarok, películas que si bien pueden ser chocantes, al no tomarse tan en serio, tienen su encanto. Parece ser que Warner por fin encontró el camino que debe seguir para que sus películas no sean remedio para el insomnio. La ligereza y la acción de Aquaman le aseguran a los súper amigos una buena recaudación y, con eso, una oportunidad de oro para continuar con este proyecto.

Bumblebee

images (2)

A diferencia de Aquaman y del DCU, la franquicia de Transformers no había sufrido resbalones que alarmaran a la Paramount. Sin importar que las películas no tengan una pizca de calidad cinematográfica, las películas de los robots han arrasado en taquilla desde hace más de 10 años pero, como era de esperar, está longevidad supone un desgaste en la fórmula (la cuál cabe decir, era la de MÁS GRANDE, MÁS RUIDOSO, MÁS SEXY, MÁS EXPLOSIONES).

Contrario a esta mencionada fórmula y a la tradición de que nada en el metraje importaba salvo ver Robots espaciales partirse la madre a ton y son, Bumblebee se inclina por contar una historia más entrañable e intima. Sin llegar a ser brillante o novedosa, porque esta relación “protagonista-ser de otro mundo” la hemos visto infinidad de veces desde ET, el relato del tierno robot abejorro logra lo que ninguna otra película de Transformers había conseguido: que nos importe lo que le pase a los personajes.

images (3)Esta relativa bocanada de aire fresco se consigue gracias a la química que hay entre Charlie, la adolescente interpretada con bastante naturalidad por Hailee Steinfeld y el robot. Sin caer – tanto – en los acostumbrados excesos de la franquicia (gente brincando de edificios cayendo, por ejemplo), Travis Knight nos regala 114 minutos muy agradables.

Ojalá que desde ahora, Paramount olvide la receta vieja y replique la de Bumblebee. Tal vez a corto plazo no deje tantos billetes verdes como las antecesoras, pero estoy seguro que si continúa con producciones que no se limiten a la orgía de efecto especiales, a la larga podrá seguir expandiendo la franquicia, aumentará su recaudación y, para beneficio de todos, también crecerá la calidad de sus cintas.

2.5 Lentes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.