revisiones

Mucha risa. Joker

jokerr

Antes de inmiscuirnos a la revisión,  vamos en corto  lo que queremos a saber y discutir

¿Es Joker una obra maestra?

No, un rotundo no, todavía no. Es más el hype de la flota y la necesidad de presenciar “eventos significativos”. Esa necesidad de pertenecer a algo más grande que nosotros (que no es tan común vivir y por eso lo buscamos constantemente en todos lados: el cine, deportes, viajes, fiestas, etc)

Ora ¿apoco? Si le dieron el León de Oro de Venecia y toda la cosa

Si y no sé por qué. Si a Joker se lo dieron es porque de plano las otras estaban bastante regulares (o porque DC y Warner pagaron una millonada para que se lo llevara. Bien jugado Warner, bien jugado).  No puedo juzgar qué es y que no es una obra maestra, eso lo dirá el tiempo, pero a mi entender, la analogía del filme es poco sutil. Philips nos trata como tontos. Desde la primera escena sabemos que el protagonista vive en una mierda de ciudad, no hacía falta que le pasaran tantas desgracias, parece novela.

Entonces ¿Es una buena película?

Por supuesto, tiene muchos elementos para ser considerada como tal. Podría decirse que es de lo mejor que nos ha dado Hollywood en este año y por ende, también es lo más sólido en el cine adaptado de personajes de historietas. La mejor cinta de origen hasta ahora. Fotografía, un soundtrack excelente, cuidadosamente seleccionado con las escenas donde se insertan las canciones y, por supuesto, Joaquín.

¿Joaquin merece tantos elogios?

Sí, prácticamente la película es Joaquin Phoenix. Su actuación es extraordinaria.

El de Joaquin ¿Es el mejor Joker?

jookerrMmmm bueno, eso es cuestión de gustos. Es cierto que su trabajo es magnífico, pero para mí, el Joker de Jonathan y Christopher Nolan (e interpretado por Ledger) es más completo porque tiene tras él una filosofía muy bien pensada y diálogos devastadores que aún enchinan la piel. El de Todd Philips es más un resultado que un catalizador. La materia gris la vació en denostar y satirizar la sociedad así como en hacer una reflexión (¿?) sobre las personas que padecen transtornos.

Pd. El Jerome Valeska de la serie Gotham también es genial.

¿La vuelve a cagar Warner con los trailers?

Esta pregunta es de a gratis porque soy yo el que está obsesionado con lo mal que maneja Warner la promoción de sus cintas. Si ven el primer avance (lo dejo aquí) es un resumen contado casi exactamente como se contó la película (personaje tiene problemas, llega a su catarsis, se convierte en lo que lo empujaron a ser). Dios mío Warner ¡SON AVANCES, NO RESÚMENES DE TUS PELÍCULAS!


Aclarados estos puntos, podemos partir, pero que sea un viaje corto para ya no agotarlos con tanta palabrería, ojo que habrá algunos spoilers.

Si hasta ahora piensan que no me gustó la película, me disculpo, sí me gustó y me brindó justo lo que pensé que obtendría. Cuando anunciaron que Todd Philips sería el director y Joaquín el protagonista, lo primero que se me cruzó por la mente fue que veríamos una actuación de primer nivel (como nos tiene acostumbrados el actor) y que disfrutaríamos de algo ácido e irreverente al puro estilo del realizador. Así fue.

La dirección de Philips, con sus limitaciones, porque hay que aceptarlo, tiene bastantes, nos entregó un producto muy bien hecho. No sé si cuando les diga esto me tiren a loco, pero creo que hay mucho de “The Hangover (2009)” en “Joker”. Esos planos, esas tomas limpias y estéticas en cámara lenta. El uso del soundtrack como elemento narrativo, el humor negro. Tal vez Philips no sea Kubrick o Scorsese (al cual hace menudas referencias) pero sabe lo que quiere y lo imprime tenazmente.

Entonces, ¿cuál es mi pega con la película? Su argumento/guión. Creo que es aquí donde cojea. No es tan imaginativa ni tan profunda como nos lo pintan. Ese anunciado “reflejo de la sociedad en el que vivimos” es demasiado repetitivo, demasiado vistoso. No era necesario que al pobre Arthur le pasaran tantas cosas para quebrarse. Solo hagamos el conteo: Ya tiene un transtorno psicológico. Es pobre. Su mamá no confía en él. Pierde su trabajo. Su mamá casi se muere. Lo golpean no una, ni dos, sino hasta tres veces. Se entera que es adoptado. Se entera que su mamá es esquizofrénica. Descubre que abusaron de él de niño. Su novia no es su novia. Bueno, por dios, solo faltaba que lo orinara un perro. La esencia del Joker, más allá del anarquismo, el caos, la mafia, la violencia o los histriones que lo interpretan, es que todos los mortales, comunes y corrientes, somos Jokers en potencia y es ahí donde me parece un tanto absurdo que este Guasón en particular tenga que ser casi un mártir para dar el salto a convertirse en un psicópata asesino. No hacía falta tanto, no debería, nosotros, que tenemos familia, trabajo, amigos, una casa, viajamos y muchas cosas más, hemos llegado al límite en al menos una ocasión. Eso es ser el Joker, aquel que da el último paso lejos de la civilidad cuando las circunstancias son abrumadoras y en la historia de Philips (porque él firmó el guión) parece una justificación para que el diablo salga del agujero. Sí, la sociedad es una mierda. Sí, en Gotham hay súper ratas. Sí, todo se está yendo al diablo. Diablos Philips, la metáfora con la realidad es bastante obvia y simple.

Aunado a esto, que para mí es un problema mayúsculo porque de eso se trata la película, están los comunes fallos de continuidad o lógica, presentes en la gran mayoría de películas hollywoodenses como la propia el Caballero Oscuro. En la cinta que nos ocupa hay varios, pero solo pondré un ejemplo para que vean de lo que hablo: Arthur va a la mansión Wayne y casualmente, precisamente ese mismo día, se encuentra con el pequeño Bruce que juguetea melancólico junto a las puertas de la casona. ¡Vamos hombre! tienes 15 hectáreas de terreno para jugar además de un casononon y sitúas al niño ahí. Así como este, otros ejemplos. Muchas casualidades que van encaminando el accionar del protagonista. Como lo mencioné, no es un pecado mortal porque en la lógica no está precisamente la transferencia de emoción, pero de nuevo, caemos en cuenta que el guion es la parte débil del filme.

Le comentaba a un amigo que el fenómeno que está provocando Joker me recuerda mucho a lo que pasó con Inception en el 2010. Las dos son películas de corte comercial muy entretenidas, de gran manufactura, hechas con esmero, pericia y pulcritud. Sus aspectos técnicos son sobresalientes y sus protagonistas brillan, pero no son obras maestras, no son el epítome ni el mesías que vinieron a darle un vuelco a la industria. Están para disfrutarse, para verse muchas veces y para recomendar, pero no para que las estemos mamando succionando solo porque sí jajajaja (perdón, un ataque de risa)

3.5 Lentes

 

5 comentarios en “Mucha risa. Joker”

  1. Juan, leyendo tu reseña en esta ocasión difiero prácticamente en la totalidad de los argumentos. Siento que en este caso te ganó el hype puesto que dedicas más líneas a derribarlo que a un análisis de la película. Ayer tuve oportunidad de verla, y creo que el discurso es muy necesario en nuestros tiempos, si bien la película tiene sus puntos narrativos cuestionables, que en eso coincidimos, me parece que la propuesta de abordar a un supervillano del cómic con esta perspectiva y este discurso es sobresaliente. Es importante resaltar el momento histórico, no de la película sino en que surge la obra, nuestra realidad actual exige estos discursos que exploran el origen de nuestros más grandes problemas, tal es lo que hace el Joker, primero la familia y después la sociedad crean a nuestros monstruos que andan sueltos y más vivos que nunca. Saludos Juan.

    1. ¿Quién es Juan? Jajaja.

      Respondiendo a tu comentario. De hecho, lo que tu mencionas es precisamente lo que no me gusta de la película. La analogía de los demonios internos, de lo cruel que puede ser una sociedad con los desprotegidos, de que el sistema es desinteresado y cruel no necesitaba de tanta redundancia. Me gusta cuando las películas no tienen que recurrir a la repetición del discurso para hacerte entender que es lo que te quiere contar y eso es precisamente el argumento que expongo arriba. Las de Arthur parece una “serie de eventos desafortunados” demasiada explícito. Como espectador prefiero que me hagan entender, que reten mi inteligencia a que me lo digan una y otra vez para que me quede claro. Dirijamos este ejemplo a una de las claras referencias de la película: Taxi Driver. Scorsese no necesita poner a prueba a travis en toda la película decirte que Nueva York es decadente y sucio. Con un par de escenas te lo dice todo y es la psicología del personaje la que se va deteriorando, evolucionando más allá del entorno. Tal vez el discurso era necesario pero no por eso quiere decir que Philips haya descubierto algo nuevo o profundizado en lo que ya sabemos.

      En cuanto a la adaptación. Es cierto que la manera de abordar a un personaje de comic es interesante pero, antes de verla ¿esperabas que fuera una película más teatral al estilo Marvel? Sinceramente yo no, desde los avances se veía que Philips le iba a imprimir realismo y acidez, además conociendo su cine (prácticamente limitándose a la trilogía de ¿Qué paso ayer?) no esperaba que me diera una extensión del DCU.

      Como lo menciono líneas arriba, la película es refrescante. Hollywood necesita más de este tipo de propuestas, más arriesgadas y hechas con intensiones que no busquen solo el batazo taquillero pero de eso a que sea una obra fundamental de nuestro tiempo, difiero.

  2. El análisis cinematográfico tiene ciertos elementos (formales y de contenido) que deben considerarse para hablar de un largometraje y uno de los principios es analizar lo que vemos en el tiempo de pantalla y no lo que quisiéramos ver, error en el que se cae repetidamente en este texto. La etiqueta de obra fundamental la dará el tiempo, ningún análisis, reseña o crítica lo hará. Y por último, sugerencia, aplicar alguna herramienta de análisis cinematográfico, del discurso o hermenéutica para sustentar más allá de la doxa las opiniones. Saludos Miope. Por cierto, si vuelves a ver el Taxi Driver verás el énfasis que reafirma lo que dices que no hace.

    1. Estoy de acuerdo en que el tiempo es el único que posicionará la película, incluso lo escribo arriba. Vi Taxi Driver hace un par de años y no me pareció que sea el caso pero una nueva vista a ese peliculón nunca está de más.

      En cuanto al consejo, lo acepto con gusto aunque en mi defensa puedo decir que a veces lo aplico y a veces no, porque el propósito de las revisiones no es el de desmenuzar una película y su discurso (pues me parece un tanto monótono hacerlo siempre) sino de hablar de la experiencia cinematográfica que experimenté (y busco compartir) para que los demás me cuenten la suya. En esta ocasión me pareció más oportuno hablar de fenómeno que se está generando alrededor de la película y por esta razón lo abordé así. Creo que la repercusiones están superando al producto en sí y eso me llama la atención.

      1. De acuerdo, ese enfoque cambia la perspectiva sobre la revisión, sin embargo sería muy interesante leer un análisis del Miope sobre Joker. Concuerdo, hay un gran fenómeno mediático al rededor de la película que vale la pena analizar. Saludos. Y esperaré el análisis del Joker.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .