revisiones

El alma del Jazz. Soul

Pixar vuelve a lo grande. No, a lo grande no, a A LO GIGANTE. Y digo vuelve porque a pesar de que Unidos (2020), Toy Story 4 (2019) o Los increíbles 2 (2018) son buenas animaciones, no habíamos visto esta calidad desde Intensamente (2015). 

Hablando de la cinta protagonizada por Alegría, Tristeza y Riley, no es raro que en fondo se parezca a Soul, el director (Pete Docter) y los guionistas son los mismos y, si en una abordaron el tema del funcionamiento de la conciencia desde un enfoque científico, en la otra lo hacen desde el campo de la filosofía. Soul no solo tiene una animación perfecta, también es un ensayo que explica de manera amena y amigable, a través de una puesta de escena imaginativa y fresca – como lo hicieron con Wall-E – el propósito de la vida, la muerte, el carácter de las personas y la belleza. 

Es esta, la belleza, el eje central del que nace el ensimismamiento de Pete Docter. Como lo hiciera antes, parte de una situación relativamente cotidiana como la muerte, para indexar a los personajes en escenarios donde se toparán con la respuesta de preguntas gruesas y gordas como “a qué venimos a este mundo” “a dónde vamos cuando morimos” “cómo vamos adquiriendo nuestra personalidad o las pasiones que a veces nos obsesionan”. Cuando estás disfrutando la película no parece que se toquen tópicos tan complejos pero, es precisamente porque Pixar hace el trabajo que mejor sabe. 

Es la sutileza de la narrativa la gran aliada de la Casa de Luxo para que incluso el más obtuso tenga la oportunidad de reflexionar. Imaginación acompañada de un guión excelente, sesudo y congruente. Para su servidor, tal vez la falta de un personaje principal entrañable (cualidad que podría ser subjetiva) y un final demasiado exigido para terminar con sonrisas del respetable, raspa un poco la artesanía, no obstante, el resultado final es, como lo dije, sublime. El mensaje de “Jazziando”, palabra que se inventan en la trama, es simple, poderoso y ciertamente hace que te preguntes qué carajos estás haciendo con tu existencia: ¿Aprovechas los detalles simples? ¿Aprovechas “Tú presente”? ¿Aprovechas LA VIDA? 

Es curioso porque al tiempo en que estás viendo la pantalla, te pones a pensar cuál es “tu chispa”. Yo lo hice y encontré tres motivos para llegar a la zona cósmica del nirvana que te propone Soul. Primero se me vino a la mente la fotografía, luego el fútbol y al final, el cine. Me puse triste porque alcanzo la desconexión cuando estoy en una sala comprometido con la pantalla gigante, mi butaca y el audio envolvente.

Me queda claro que las experiencias del streaming y de las salas no son iguales, por eso, en otra publicación hablaré del porqué no existe la supuesta “muerte del cine”. Esta es la primera entrega de Pixar que no he visto en un complejo. Me hubiera encantado ver Soul así. Aunque estuve rodeado de mi familia, con la habitación oscura en la casa de mi abuela y una gran película enfrente, no llegó ese momento en el que nada te importa excepto la sensación misma pero bueno, si algo te deja este fantástica obra es que aprendas a descubrir en el momento, una actividad, un paisaje, una persona o un instante de belleza, que haga vibrar tu alma de felicidad. 

LENTES 4.5

1 comentario en “El alma del Jazz. Soul”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .