columna

¿Quién es el villano? 😈

Durante algún tiempo nos hemos topado con algunos memes y escritos que mencionan que el verdadero “villano” de la película “El diablo viste a la moda” (2006) del director David Frankel en realidad es Nate, aquel que funge como pareja sentimental de Andy en el relato.

Sinceramente creo que el que empezó con esta idea es alguien quien proyectó sus problemas afectivos con su pareja en el rompimiento entre los personajes, pues el principal argumento que manejan es que “No deja crecer profesionalmente” a la protagonista ¿Será cierta esta premisa? 

Bueno, para descubrirlo y aprovechando que en Forum UCC vamos a platicar el día de hoy de la película, me di a la tarea de revisar minuciosamente las intervenciones de Nate durante el metraje para ver si, desproporcionada o intencionalmente arremetía con el promisorio futuro profesional de Andrea. Si no creen que lo siguiente lo expongo en plena objetividad, pueden consultar aquí el guión de la película. 

Intervenciones de Nate: 

  1. Primera intervención: Andra se prepara para su entrevista de trabajo y este, aún en cama, le desea buena suerte.
  1. Segunda: Se reúnen con sus amigos y ella le comenta que la contrataron en una revista de moda. Él dice la frase -“¿acaso no te vieron?”
  1. Tercera: Nate le pregunta a Andy ¿necesitas un vestido elegante para servir café?
  1. Cuarta: Yo creo que siempre te ves bien. “Vamos a casa a cuchiplanchar pasarla sin ropa”
  1. Quinta: Hace la cena, escuchando las quejas de Andy sobre su nuevo trabajo. Se come un sandwich con queso de valor de 8usd
  1. Sexta: La recibe después del cambio de imagen y “la chulea” 
  1. Séptima: Está con sus amigos. Andy les regala cosas caras. Le juegan una broma entre los 3. Andy se molesta y se va.
  1. Octava: Nate recibe una llamada de Andy. La felicita por ser “libre” cuando le dice que va a renunciar 
  1. Novena: Llega al departamento con comida cara para “celebrar” pero se da cuenta que Andrea está haciendo la tarea de las gemelas. Al principio se muestra reacio dando su opinión pero luego es condescendiente. Terminan en la cama después de un jugueteo
  1. Décima: Andy llega tarde con un pastel y Nate se ve decepcionado porque era su cumpleaños. Ella quiere hablar pero el se limita a decir: te ves muy bonita 
  1. Onceava: Andy está triste porque Miranda le dijo que iba a ir a París en lugar de Emily. Empieza a ver fotos y Nate sale a preguntar si “viene a la cama”
  1. Doceava: Llega a la gala de arte de su amiga sin que Andy se de cuenta y escucha que se va a ir a París. Le pregunta si va a ir y le comenta con un tono irónico si eso no era importante para Emily. Andy sale corriendo, lo encara diciendo “Tú también me vas a juzgar”.  La alcanza y le comienza a decir que ha cambiado y que diga la verdad sobre su nuevo sentir.  Rompen la relación, Andy va a decirle algo pero recibe una llamada de Miranda. Al final Nate remata con: las llamadas de quien respondes es la relación con quien estás. 
  1. Treceava: Se reúne con Andy. Platican. Ella le pide disculpas.  El dice que se va a trabajar a Boston y que podrían ir juntos. Le pregunta qué va a hacer y hace mofa de si su ropa es lo suficientemente elegante. 

¿Ustedes ven villanía en las intervenciones de Nate? Sinceramente yo no, pero el argumento lo dejaré para el final del artículo. Como no gustamos de quedarnos con las ganas, echemos una miradita de cómo es Miranda, la villana “antes del meme” 

Miranda, una jefa terrible. 

Sí, el título ya tiene un función apelativa y es que en verdad, el que no ve que Miranda es una jefa sádica, soberbia y denigradora, entonces es que es ciego por su propio gusto, (aquí te dejo un artículo ligero sobre las características de un jefe tóxico).

Durante todo el filme, no solo se comporta naturalmente ruda, parece que la editora en jefe de Runway se esfuerza por parecer una persona antipática, distante y poderosa. Recordemos que pide cosas prácticamente imposibles en tiempo brevísimos, por ejemplo el manuscrito de Harry Potter o que es descaradamente ecpática con la mayoría de sus colaboradores (no recuerda el nombre, les dice que no se visten bien, que no trabajan en plena junta), las tareas que asigna son absurdas (“compra el objeto que me gustó”,”¿Dónde está el papel que tenía en la mano”) Sin mencionar que no respeta en absoluto la vida privada de sus empleados (pide las tareas de las hijas o quiere que se consiga un vuelo durante un Huracán mientras Andrea está con su padre). 

Definitivamente, en la vida real, alejados de la ficción y el confort que nos brinda este divertido juego ideado por Lauren Weisberger y Meryl Streep, tener una jefa como Miranda sería una patada en donde más duele. Quiero que se note que no me estoy metiendo con la industria porque, aunque yo la considero con propósitos banales y durante la película se promueve la figura estética para poder trabajar en ella, es un negocio con pros y contras como muchos otros. En lo único que reparo es en el trato que tiene una jefa directamente con sus dependientes. Ni siquiera me meto con la personalidad en la vida privada de Miranda, la que por cierto, se ha divorciado 3 veces (no es enteramente su culpa pero como en toda pareja conlleva responsabilidad), chantajea a sus socios para conseguir sus propósitos y por si fuera poco, traiciona en pro de la revista y su carrera, a Nigel, su mejor colaborador.  

¿Aún sin respuestas? Yo te la digo aquí

Ok, supongamos que ni Miranda ni Nate son el villano, entonces ¿Quién es? Podrían ser los amigos pero, mmm, no me parece. Su amigo homosexual (el mismo lo dice, no estoy infiriendo) la consecuenta en todo momento excepto cuando le hacen la broma del celular. La que le reclama “el cambio de personalidad” es su amiga después supuestamente verla coquetear con un escritor, de ahí en fuera no le recrimina. Hablando de este, es Christopher que le dice que no va a poder realizar el trabajo y menosprecia, sin conocerla a ella, su talento o tenacidad, aunque tampoco creo que podamos considerarlo “moralmente malo” ya que al final de su arco él dice: es una niña grande puede aguantarlo (refiriéndose a Miranda) . Al papá, el único personaje de la familia de Andy que sale a cuadro no le va muy bien. Carga en su hija las expectativas profesionales pero tampoco parece dejar de apoyarla económicamente y se ve bastante comprensivo cuando su heredera recibe la llamada de la dictadora para conseguirle un vuelo en medio de una tempestad. Nigel y Emily son antipáticos y arrogantes pero al final terminan exponiendo más cualidades aceptadas como amistosas que como malvadas. 

Se nos acabaron los personajes, así que se los digo.Si tuviera que haber un villano en esta trama romántico laboral es sin duda ¡EL CELULAR! 

Ok no, mal chiste. El villano es la propia Andrea. 

¡¿WTF men?!

Paren su carro, no prendan las antorchas. No es nada del otro mundo y por favor no victimicemos a priori a la buena de Andy. Aquí van mis argumentos. 

La historia gira absolutamente, alrededor de Andrea. Es ella la que va a cometer aciertos y errores y, es ella la que va a evolucionar durante la trama. Volvamos al principio para recordar el comienzo de Andy y cuales son sus objetivos. Cualquier observador bisoño diría que lo que quiere la protagonista es ser escritora pero eso cae en un error de disponibilidad, pues es lo primero que lee. Haciendo una observación más profunda y nosotros que la hemos visto como 10 veces, podemos decir que la búsqueda de Andrea como personaje principal de esta narrativa es lo que se considera en convención : ser exitosa profesionalmente. 

Si nos guiamos por la teoría aristotélica de la poética, la dramaturgia clásica, y algunos libros modernos como “El viaje del escritor” Chistopher Vogler, 1992 o “El héroe de los mil rostros” de Joseph Cambell, 1949; veremos que en el arquetipo del villano en una “Arquitrama” (McKee, 1997), nos encontraremos con el personaje que se opondrá a los objetivos del héroe realizando acciones alejadas de lo consideradas nobles, honrosas o desinteresadas. 

Imaginemos por un momento que existen dos Andys. Una buena y otra malvada. La buena tiene cualidades fáciles de detectar: es tenaz, lista, aprende rápido, es reflexiva, es ambiciosa, es autosuficiente, puede ver más allá de lo que los demás necesitan en el trabajo, es proactiva y aventurada.

Pero ¿qué hay de la Andrea mala? Es un personaje narcisista que piensa que lo que ella sabe o siente es más importante (Nigel al final le dice: no estoy hablando de ti. Ningunea a toda una industria que le provee trabajo en la escena de los cinturones o recordemos que con su papá en lugar de platicar de otra cosa empieza por “qué me vas a decir”) y es su propio narcisismo la que la obliga a decirle a Miranda: Yo soy un crack trabajando (y por eso en parte a Miranda le agrada, porque esta es narcisista al doble). 

También podemos deducir que es pasiva-agresiva la cual para mi, la lleva a su mayor problema: la comunicación asertiva y efectiva. (puedes ver más aquí sobre el trastornos narcisista y el pasivo agresivo según el manual de trastornos mentales DSM 5)

¿Cuántas veces no hemos ido con un peluquero y le decimos “cortito” y este termina rapando de más? ¿Si o no, le echamos la culpa al barbero en lugar de decir: oh, no me comuniqué bien y por eso el peluquero no entendió? Bueno, a Andy le pasa lo mismo. Durante la interacción con sus amigos, Nate, su papá, Emily, Nigel, con el escritor y hasta con la propia Prietsley, menciona en algún punto que no le gusta trabajar con Miranda o que no comparte su punto de vista. También se burla del taconeo de las chicas de Runway, hace mofa de los costos de los accesorios de los diseñadores, dice que el trabajo solo es de paso, que Miranda pide cosas imposibles (“Ni hablándole a JK Rowling consigo el manuscrito”), etcétera.

En repetidas ocasiones se ve rechazando el lugar que ha conseguido, SIN EMBARGO, sus acciones empiezan a ser dispares con sus palabras porque mientras se va volviendo mejor en lo que hace, empieza a disfrutarlo. Esto por supuesto (disfrutar cualquier tipo de trabajo) no tiene nada de malo, el problema es que

  1. No se lo comunica a las personas con las que luego tiene conflicto (incluso Emily le recrimina que ella decía al principio que no le interesaba Paris)
  2. Ella sigue pensando que no le gusta
  3. Sigue aguantando abusos de Miranda sin reaccionar a estos

En una suma de factores, podemos estar de acuerdo que es la propia Andrea la que se va poniendo trabas a los que ella considera triunfos, personales y profesionales. No obstante, como en este largometraje y este blog no nos conformamos con solo otorgarle una etiqueta a un personaje, podemos decir que Andrea no es heroína ni es villana. Solo una protagonista con defectos y que va aprender de casi todo de ellos (porque al final la cajetea re gacho pidiéndole disculpas a Nate cuando no tuvo nada de qué disculparse, ahí se ve como la película está dirigida por un hombre) 

Conclusión

Espero que el escrito haya demostrado en parte porque, aunque te caiga mal o no sea un novio particularmente comprensivo o afectivo, e incluso algo manipulador, Nate no es un villano. Según los arquetipos del viaje del héroe de Vogler podría ser considerado tal vez “un cambiaformas”. Yo creo que más que un tipo de personaje, Nate es el contraste necesario para mostrar el desequilibrio de la vida privada de Andrea. Lo matizan un poco su papá y los amigos, pero es el novio el que lleva una carga dramática porque es el que más interactúa con la protagonista. Miranda por otro lado, podría ser una villana en toda la extensión de la palabra (vaya, hasta podría compararse a Charles Foster Kane), pero ella no le va poniendo trabas a Andy, al contrario, le ofrece oportunidades y le enseña puertas, así que concuerdo con las que no la ven como un antagonista. Sin victimizar o satanizar a Andrea, hay que remarcar que esta es una película interesante en el aspecto de la evolución de la protagonista, cómo va encontrando su lugar en el mundo, cómo van cambiando sus prioridades y sus relaciones.

Cómo la cinta es una comedia, tirándole a romántica, todo acaba bien. Andy recibe una jugosa recomendación, tiene la posibilidad de regresar con su ex novio (cosa que al parecer ella fraguó porque repito, va a pedirle disculpas) equilibrando así su vida profesional con la personal y recibe, entre todo esto una profunda moraleja: hazte responsable de tus decisiones. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .